Archivo Histórico Comité Monseñor Romero

La Justicia se construye desde la verdad

El Salvador

Disturbios por pago de indemnizaciones

NACIONAL, El Salvador, Enero-Febrero 1996

Una vez más los agentes antimotines de la PNC actuaron de manera violenta contra los ex-trabajadores del Ministerio de Obras Públicas que exigen se les paguen sus respectivas indemnizaciones luego de acogerse al Decreto 471.

Desde el pasado lunes los ex-servidores públicos se hicieron presentes a la Feria Internacional para recibir sus pagos, tal como se los habían prometido; sin embargo esto no se dio, lo que causó su descontento.

Como iglesia consideramos que los trabajadores se precipitaron al tomar medidas de hecho, no obstante comprendemos su desesperación ante el retraso en el pago, lo que los empujó a obstaculizar el tráfico. Pero también, como iglesia, creemos que las altas autoridades de la PNC se precipitaron al ordenar el desalojo violento, y tal parece que las experiencias anteriores de nada han servido para dejar de lado la fuerza en la solución de los problemas laborales.

Gran parte de culpa en este lamentable incidente se debe a la desorganización en el pago de las indemnizaciones, ya que muchos trabajadores no aparecían en los listados, mientras otros encontraban sus nombres equivocados.

Es de tomar en cuenta que la mayoría de los trabajadores necesitan urgentemente1pagoque les corresponde, para solventar con ese dinero el pago de la matrícula de sus hijos, compra de útiles escolares; además del sustento diario de sus familias.

Esperamos que en la brevedad posible el gobierno cumpla con los calendarios de pago establecidos y evitar que los errores burocráticos desencadenen dichos incidentes.

Otro aspecto que llama a la reflexión es el entrampamiento en las pláticas entre representantes del gobierno y el sector laboral, para reincorporar a un gran número de servidores públicos cuyas plazas fueron declaradas innecesarias.

Es justo darle seguimiento a las pláticas con los trabajadores, ya que el gobierno se comprometió a una solución negociadora si abandonaban la Catedral Metropolitana. Es de recordar que tanto el Ministerio de Trabajo y los miembros del bloque estatal firmaron un acta en donde se establece que esta solución estaría solventada el viernes pasado.

Vemos un peligro si el gobierno dilata el tiempo para una pronta solución, ya que se puede llegar a actuar violentamente contra los despedidos si estos deciden exigir sus demandas con otras acciones. Ante esta situación, la iglesia exhorta al gobierno a que actúe de acuerdo con los compromisos adquiridos por el Ministerio de Trabajo y el bloque estatal. De igual manera hacer un llamado a los trabajadores para que no se dejen llevar por las provocaciones y la desesperación, y continúen luchando por sus demandas por la vía parlamentaria y en el marco de la ley.


Referencia: AHCMR/DVD/RevistaCRIE/1996/340/iglesia-y-sociedad/la-justicia-se-construye-desde