Archivo Histórico Comité Monseñor Romero

Es nuestra obligación detener el comunismo en Centroamérica: militares norteamiercanos

ESTADOS UNIDOS

Centroamérica

Estados Unidos debe tener mayor presencia militar en Latinoamérica

DEFENSA-AMERICA LATINA

NUEVA ORLEANS, 11 de septiembre (AP).- El comandante en jefe de la Flota Atlántica, almirante Harry Train, instó hoy a iniciar una nueva etapa de mayor presencia militar norteamericana en América Latina.

En un discurso calificado por sus asistentes como importante documento sobre los linchamientos futuros de la Armada, Train dijo que las principales amenazas a la seguridad y la estabilidad de América Latina son Cuba y la Unión Soviética.

Instó a un aumento de la ayuda militar y económica, en especial El Salvador y Nicaragua, que según dijo son los más amenazados por las fuerzas comunistas.

“En años recientes, Estados Unidos no ha seguido una estrategia global que incluyese el respaldo a los gobiernos que han procurado políticas sociales y económicas adecuadas”, dijo Train.

“Necesitamos poner plenamente de manifiesto que los vínculos futuros corresponden a occidente y a la democracia”.

“Es imperativo que fortalezcamos nuestras relaciones militares para ofrecer renovada confianza en nuestra capacidad y disposición para comprometer recursos y garantizar la seguridad de los gobiernos democráticos latinoamericanos”, dijo.

“Nuestra posición de relativa seguridad en el hemisferio ha cedido el paso a otra situación en que podríamos hallar fácilmente bases soviéticas en nuestro flanco sur”, dijo el almirante.

Indicó que Estados Unidos deben estar dispuestos a asistir al desarrollo económico y social de los países latinos y contribuir a la creación de “capacidades defensivas legítimas, modestas”., que incluyan adiestramiento en aquellos sectores en que los países latinoamericanos sólo dispongan de conocimientos y equipos limitados.

Train añadió que reaccionar “simplemente a intereses individuales, a corto plazo “no debía ser la fuerza rectora de la política exterior norteamericana.

Señaló que el Caribe es una importante zona para el paso de los supertanques petroleros y base de operaciones de refinamiento de combustible, y lo calificó además de vía crucial para las exportaciones e importaciones de Estados Unidos.

(EL DÍA, 12 sep.1981)


Referencia: AHCMR/DVD/RevistaCRIE/1981/82/derechos-humanos/es-nuestra-obligacion-detener